Definiendo la escalera de valor de tus servicios